Universidad
Politécnica de Madrid

El catedrático de la UPM Alberto Campo Baeza, distinguido con la Medalla Attolini

La Escuela de Arquitectura de la Universidad Anahuac de México ha concedido la Medalla Attolini 2017 al arquitecto Alberto Campo Baeza. Esta distinción premia la buena arquitectura que inspira a jóvenes arquitectos.

07.11.17

El arquitecto y catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid Alberto Campo Baeza ha ganado la Medalla Attolini 2017 que concede la Escuela de Arquitectura de la Universidad Anahuac de México.

Este reconocimiento se otorga anualmente a destacados arquitectos de talla internacional y representa el máximo galardón que otorga la Escuela de Arquitectura de esa Universidad. Entre los ganadores anteriores figuran Alvaro Siza Vieira en 2013, o Andrés Casillas en 2016.

La Medalla Attolini se instituyó en noviembre de 2006 y tiene por objetivo fundamental “premiar y reconocer únicamente la buena arquitectura que inspira e invita a los jóvenes arquitectos a seguir un ideal en su vida académica y laboral”.

Se indica en las bases que los seleccionados son arquitectos que “no han estado forzosamente bajo el reflector, cuyo trabajo, sin embargo, es ejemplo de compromiso, dedicación, profundidad, autenticidad y sensibilidad”.

El acto de entrega se celebró en la ciudad de México el miércoles 27 de octubre de 2017.

Reconocimiento internacional

La obra de Campo Baeza, que desde 1986 ocupa la cátedra de Proyectos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la UPM, ha alcanzado un reconocimiento internacional. Su trabajo se ha visto en Chicago, Nueva York, Vicenza, Estambul, Tokio, Atenas, Roma y Moscú, entre otros lugares.

También es internacional su docencia, pues ha impartido enseñanza en la ETH de Zúrich y la EPFL de Lausana, así como en la University of Pennsylvania, PENN de Filadelfia, Bauhaus de Weimar, Kansas State University, CUA University of Washington, y en las universidades de Dublín, Nápoles, Virginia y Copenhague. En 2003 y 2011 estuvo como investigador en la Universidad de Columbia en Nueva York.

Es extensa la relación de galardones recibidos. En  2009 fue distinguido con el Premio Torroja de Caja Granada y el premio de la Bienal de Buenos Aires. En 2010 fue finalista en los premios FAD, y en 2011 fue nombrado miembro de honor por el Colegio de Arquitectos de Cádiz.

Nominado en 2012 al Premio Mies van der Rohe por el Edificio de oficinas para la Junta de Castilla y León en Zamora. Ese año también recibió el Premio a la Excelencia Docente de la Universidad Politécnica de Madrid. En 2013 fue distinguido con el Arnold W. Brunner Memorial Prize de la American Academy of Arts and Letters, la Heinrich Tessenow Gold Medal de la Universidad de Hamburgo y el International Award Architecture in Stone de Verona.