Universidad
Politécnica de Madrid

“Los egresados de la ETSIAE aportarán al sector su fortaleza y perseverancia"

AeroEmpleo cierra su segunda edición con gran éxito. Esta feria, organizada por y para los estudiantes, es una iniciativa que pone en contacto a importantes empresas y sus potenciales futuros empleados.

19.04.17

Una treintena de empresas e instituciones han estado presentes con un stand propio, hablando directamente con los estudiantes, un “de tú a tú” que les aporta valiosa información para su futuro profesional. Se han recogido numerosos CV, no sólo en la feria, sino también en una plataforma creada para ello y a la que tienen acceso las empresas, que ha almacenado unos 500 currículos. Y se han organizado diversas actividades paralelas, para dar a conocer proyectos del sector, para “aprender” a enfrentarse a un proceso selectivo o para manejar herramientas informáticas que pide la industria.

Detrás de la organización de la segunda edición de AeroEmpleo, un equipo de 23 alumnos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio (ETSIAE) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), capitaneados por tres estudiantes que han asumido la responsabilidad de coordinarlo todo y llevar la feria a buen puerto. Ellos son: María del Mar Conforto, que participó en la anterior edición de la feria y que este año ha coordinado las actividades paralelas a la misma; Alberto Prudencio, que se ha encargado de la comunicación y difusión, ambos estudiantes de último curso del Grado en Ingeniería Aeroespacial con experiencia en la organización de otros eventos como Madrid Air Sim Meeting; y Pedro Rivero, estudiante del Máster Universitario de Ingeniería Aeronáutica, muy comprometido con la “vida universitaria” donde además ha ejercido funciones de representación de sus compañeros. Hablamos con ellos para que nos cuenten cómo se vive la feria desde ese otro lado.

aero

Pregunta: ¿Qué significa para vosotros AeroEmpleo?

Pedro:
AeroEmpleo es una iniciativa muy bonita que surge a raíz de una demanda clara, tanto por parte de los alumnos como de las empresas, por entrar en contacto entre sí de cara a la futura vida profesional de los primeros. Para mí, ha sido una oportunidad de aportar algo positivo al centro y a mis compañeros, una actividad que esperemos perdure en el tiempo y se afiance como feria referente en la captación del talento nato que hay en nuestro sector y nuestra universidad.

P. Este año asumís por primera vez la organización del evento en su totalidad, ¿por qué creéis que han de ser los alumnos quienes han de tener esta responsabilidad?

Pedro
: Lo importante es que haya una feria que abre muchas puertas y que es una pieza clave en el esfuerzo colectivo por mantener la UPM como referente en el sector aeroespacial. Dicho esto, el hecho de que sean los alumnos los que la organicen tiene dos claras funciones. Primero, formar al grupo de alumnos que asume ese papel en una serie de competencias transversales muy valoradas fuera del ámbito académico. Y la segunda, generar un contacto más cercano de las empresas con su público objetivo.

Alberto: Los alumnos sabemos qué es lo que queremos de las empresas, qué parte necesitamos conocer. Soy fiel a la idea de que desde la organización lo único que debe haber es afán de compañerismo y ayudar a cualquier persona interesada en conseguir trabajo.

María del Mar: Desde el punto de vista de actividades, la intervención de los alumnos es crucial por los constantes cambios que se producen en cuanto a formación académica y transversal año tras año. Por ello es importante que sean los alumnos quienes propongan y organicen en función de las necesidades de cada momento las actividades formativas paralelas a la feria.

P. ¿Habéis contado con el respaldo del equipo directivo de la ETSIAE?

Pedro:
Desde el primer momento, del equipo directivo en su conjunto y especialmente a través de la Subdirectora de Extensión Universitaria y Alumnos, Consuelo Fernández.  El trato ha sido espléndido, y quisiéramos aprovechar para agradecerlo sinceramente, además de hacer hincapié en que se mantuviese la semana de la feria libre de exámenes. Sin duda ha sido un elemento clave en su éxito.

María del Mar: Hay que añadir también la predisposición a colaborar en todo lo que fuese necesario del resto del personal de la Escuela, tanto profesorado como PAS.

P. ¿Qué ha sido lo más difícil de gestionar?

Pedro
: Las personas siempre son lo más difícil de gestionar, pero creemos que lo hemos conseguido razonablemente bien dadas las circunstancias. Ha habido gran  volumen de trabajo, pero la disposición de los compañeros ha sido ejemplar en su mayor parte, y la feria ha podido salir adelante sin problemas. Desde aquí dar las gracias a todo el equipo de organizadores, a sus veintitrés integrantes sin excepción.

P. ¿Cómo se compagina la organización con los estudios?

Pedro:
Es complicado. Por todos es sabido la complejidad de nuestros estudios y el peso enorme de seguir las asignaturas con la constancia requerida. Los alumnos se han visto obligados a perder clase, acomodar horarios o solventar de forma inmediata cualquier imprevisto. Ahora, terminada la feria, vemos el volumen de estudio pendiente y nos llevamos las manos a la cabeza, pero mientras haya ganas y motivación el esfuerzo no decaerá.

Alberto: Se compagina mal. Falta de entendimiento de algunos profesores, en que esta organización implica muchísimas horas. Pese al éxito de la feria, en algunos momentos piensas en abandonar. Pero ahora, no haber tirado la toalla, ha merecido la pena.

María del Mar: Difícilmente. Un proyecto de esta envergadura requiere un enorme esfuerzo y tiempo que debemos extraer de otros ámbitos como el estudio. No obstante, la componente formativa que conlleva la gestión de equipos y tareas, aumenta el provecho sacado a AeroEmpleo.

P: Este año se ha hecho hincapié en el espacio, ¿es una industria más desconocida para los alumnos que la aeronáutica?

Alberto:
Debido a que creemos que en el plan de estudios se potencia más la parte de aeronaves, es habitual que, salvo una pasión personal por el espacio, no tengamos tanto conocimiento sobre el cosmos. Es por eso que este año se ha decidido centrar la temática de AeroEmpleo en el espacio, para tratar de complementar esa posible carencia formativa.

P. La charla espacial con Yury Usachov y Pedro Duque fue un éxito, ¿qué destacaríais de esa conversación con los estudiantes?

María del Mar:
El encuentro con ambos astronautas hizo de puente para acercar el espacio a los alumnos de la Escuela y resto de asistentes. Durante el mismo, que destacó por la cercanía de los astronautas, fueron muchos quienes pudieron realizar consultas tanto en lo que al trabajo del día a día se refiere como a la toma de decisiones en situaciones excepcionales de riesgo.

P. ¿Qué ofrece el sector aeroespacial a los estudiantes y futuros ingenieros de la ETSIAE?

Alberto:
Esperemos que trabajo, pero sobre todo, esperemos que pasión y ganas de mejorar la industria con nuevas ideas, nuevas tecnologías y un poco de la esencia de todos los que nos hemos formados en la Escuela: trabajo y sacrificio están ligados, sintiéndonos capaces de hacer casi cualquier cosa.

P. ¿Qué pueden aportar los recién titulados de la ETSIAE a sus futuros puestos laborales?

María del Mar
: Si hay algo que caracteriza a los egresados de esta Escuela, es su fortaleza y perseverancia, por su capacidad para soportar elevadas cargas de trabajo y afrontar problemas con destreza y de forma sistemática. A esto hay que añadir, sin duda, el nivel de la formación que se recibe, en un centro con una antigüedad y prestigio en el ámbito aeroespacial inigualable en España.

P. ¿Cómo ha sido la relación con las empresas e instituciones participantes en AeroEmpleo?

Pedro:
La relación ha sido magnífica, muy fluida, y rica en detalle, desde el punto de vista de la organización. Evidentemente, más importante que esto, es la respuesta que los propios alumnos asistentes puedan aportar; e incluso lo que contesten las empresas a la cuestión recíproca. Nos consta, por algunos sondeos que hemos realizado, que todo el mundo está muy contento y ese es el mayor premio que podemos tener.

P. La feria no sólo son los stands de las empresas e instituciones, ¿qué aportan las actividades complementarias que también promovéis?

María de Mar:
A los stands hay que sumar dos tipos de actividades, de diferente carácter. Por un lado, están las conferencias y mesas redondas, que acercan a los alumnos y egresados a los proyectos que se llevan a cabo en las empresas y al perfil buscado en cada caso. Las otras actividades, tienen un carácter formativo para desarrollar competencias transversales. Una serie de talleres y simulaciones permitían aprender desde cómo elaborar CV, a cómo enfrentarse a procesos de selección, o el manejo de software como puede ser CATIA V5. Todo esto pretende hacer más enriquecedora y provechosa la feria.

P. ¿Qué sectores que no han estado presentes en esta edición de la feria y os gustaría que se incorporasen en el futuro?

Alberto:
Creo que ha fallado la parte de Navegación y Aeropuertos. Aunque con la presencia de alguna empresa era posible llegar a tener contacto con éstas áreas. La predisposición y la cantidad de empresas del sector en esta materia no hacía fácil traerlas a esta edición de AeroEmpleo.

P.  ¿Qué valores creéis que ha aportado esta experiencia a los voluntarios?

Pedro:
La experiencia ha sido muy enriquecedora para todos y se la recomendamos a todo el que esté interesado de cara a futuras ediciones. Podemos destacar a compañeros como Manuel Puertas, quien aprendió junto con Aitor Aizpurua a manejar de cero Adobe Photoshop o a desarrollar una página web junto con Jesús Sesé. También encontramos a compañeros como Pablo Rodrigo o Pedro Sarmiento, quienes han aprendido de gestión de equipos y gestión económica respectivamente, y han hecho un trabajo excelente. Hay variedad para todos los gustos; esa es una de las cosas maravillosas de AeroEmpleo que en nosotros queda para siempre.

P. ¿Cederéis el testigo a otros compañeros el próximo curso? ¿Qué cosas podrían mejorar para la edición de 2018?

María del Mar:
Por mi parte sí, si bien seguiré estando disponible para echar una mano cuando sea necesario, asesorando en lo que hemos comprobado que puede mejorarse de cara a futuras ediciones. En lo que a actividades respecta, podrían buscarse diferentes enfoques para las actividades con las empresas y en lugar de acudir a conferencias que el alumno tenga un papel más activo. Además de esto, se ve imprescindible desarrollar más aspectos de la web y mejorar el sistema de control de asistencia actual.

Alberto: Por mi parte también. Creo que debería renovarse cada año, contando con el feedback de la edición anterior para que siga siendo tan dinámica como hasta ahora. Esto es un evento por y para los alumnos y la renovación de personas siempre ayuda a tener nuevos enfoques y nuevas opiniones. A mejorar, diría que los plazos de trabajo y experiencia de coordinación de este año de cara a evitar contratiempos innecesarios.

Pedro: Igualmente en mi caso. Llevo ya cinco años en diversas actividades de la Universidad, y me siento muy orgulloso de ello; pero me han quitado demasiado tiempo de estudio y es hora de retomar la vida académica a tiempo completo. Si nos caracterizamos por algo los organizadores de esta edición es por tener una visión poco conformista, y aunque el trabajo ha sido positivo, siempre se pueden depurar cosillas aquí y allá. Por ejemplo, estaría bien registrar AeroEmpleo como una asociación con toda su extensión para dotarla de unos estatutos, cuenta bancaria y protocolos que agilicen ciertas gestiones. Y cómo no, otra meta sería seguir incrementando el número de empresas y entidades asistentes. Desde ya, deseamos lo mejor al equipo que tome el relevo; y ponemos nuestro conocimiento, así como el material elaborado, a su disposición si lo necesitasen.