Universidad
Politécnica de Madrid

Jóvenes arquitectos de la UPM trabajan en la regeneración de barrios de la periferia de Madrid

Más de veinte estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la UPM han dedicado sus proyectos a regenerar algunos barrios de la periferia de Madrid, como Entrevías o Fuencarral, trabajos que ya han suscitado el interés del Ayuntamiento de la capital.

31.10.18

Explorar la periferia madrileña a través de la rehabilitación y mejora de uno de los poblados que rodean la almendra formada por la M30 madrileña. Ése era el reto para más de veinte estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid que, el pasado curso, dedicaron sus proyectos Fin de Carrera de Máster a trabajar en la regeneración de una serie de barrios de la periferia de Madrid, construidos a finales de los cincuenta y principios de los sesenta.

Todos estos barrios fueron obras de jóvenes arquitectos que acabarían siendo años después referentes de la arquitectura española de la segunda mitad de siglo. Construidos en su momento con tanto talento como escasez de medios, estos barrios han acusado el paso del tiempo y hoy se muestran envejecidos física y demográficamente. El trabajo de los alumnos ha consistido en proponer, a través de la arquitectura, soluciones para su revitalización.

Es el caso de Rocío Baselga, cuyo proyecto “Enlace” plantea solucionar el aislamiento del poblado de Fuencarral. La zona de actuación, explica Rocío, se sitúa entre el borde del poblado y un eje arbolado con una pasarela que permite el acceso directo al Hospital Ramón y Cajal. El proyecto responde a las necesidades del entorno y del barrio: un hotel, destinado a las personas que tienen  familiares hospitalizados, las peticiones de los vecinos (un polideportivo, pistas cubiertas, un restaurante y un spa) y un centro de viviendas tuteladas que recupera algunos usos del antiguo centro de salud. “La intención de la propuesta es reinterpretar el diseño de J. L. Romany Aranda, arquitecto del Poblado Dirigido, potenciando los bancales, el ladrillo, el vidrio, las fachadas y el espacio verde del poblado”, señala Rocío.

Dos propuestas para el barrio de Entrevías

Con su proyecto “Entrepatios”, Pilar Ruiz trata de regenerar una zona, antes periférica y actualmente olvidada, que “pide a gritos un cambio que mejore la calidad de vida de sus habitantes”. En su trabajo, el patio aparece en los sistemas de agrupación de viviendas y en la configuración de los espacios públicos, continuando lo que ya propuso Sáenz de Oiza en los años 50. Para Rocío, este trabajo supuso encontrarse ante una situación muy real, actual y compleja: “enfrentarme a ella me parecía una buena forma de reflexionar acerca de los verdaderos problemas que nos podríamos encontrar una vez acabada la carrera”.

Un enfoque distinto para el mismo barrio lo ofrece Guadalupe Babio con su proyecto “Utovías”. Esta arquitecta que, durante sus estudios en la ETSAM realizó un intercambio con el Instituto Technion en Israel y la Universidad de Tongji en Shanghai, realiza una propuesta de conjunto que permita “integrar a Entrevías dentro de la vida urbana, atrayendo y creando un foco de vida en la periferia de Madrid”. A Guadalupe le parecía “interesante realizar, como último ejercicio de la carrera, un proyecto que aunase la escala más pequeña de los edificios con la territorial del planeamiento”, y así tratar todas las escalas de intervención aprendidas durante sus estudios.  

Actualmente, Guadalupe se encuentra en el MIT con una beca de investigación, en el Grupo City Science del Media Lab. “Investigo sobre la creación de plataformas tangibles que permitan reunir a la ciudadanía, planeadores urbanos, el ayuntamiento… para facilitar la toma de decisiones conjunta”, explica. Sobre estas plataformas se realizan simulaciones del impacto de posibles intervenciones o alteraciones en la ciudad. “En este grupo pensamos que las ciudades del futuro no tendrán coches. La gente vivirá, trabajará y tendrá todo lo necesario en un radio de 20 minutos caminando. Siendo la densificación de núcleos urbanos y la movilidad en diferentes niveles el futuro de las ciudades”, afirma.

La arquitectura como herramienta de mejora social

La investigación académica realizada por los estudiantes de la UPM ha captado el interés de los responsables del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento desde el comienzo de la iniciativa. En una de las reuniones con el consistorio, la alcaldesa mostró su entusiasmo al comprobar el interés de los jóvenes talentos por la arquitectura como herramienta de mejorar social. Para Rocío, una de las alumnas, que los “estudiantes dediquemos el Proyecto Final de Máster a investigar y proponer soluciones para la mejora de estos barrios puede ser de gran ayuda, y a la vez nos ayuda a concienciarnos del valor que tienen para nuestra ciudad”. “Supone una gran ilusión, una motivación para seguir investigando y mejorar la calidad de vida de las personas desde nuestro trabajo como arquitectos”, concluye.

Se ha firmado un acuerdo entre el Ayuntamiento de Madrid y la Fundación General de la Universidad Politécnica para el diseño de una exposición y la edición de un catálogo que explique la historia de la construcción y la vida de estos barrios, y muestre las propuestas de los alumnos de Máster de la ETSAM para la revitalización de la primera periferia de Madrid. Su inauguración está prevista para la primavera de 2019.

GALERÍA DE IMÁGENES PROYECTOS